¿Venezuela recupera la riqueza y el crecimiento? ¿De verdad?

Hace casi dos semanas el Seniat informó que la meta de recaudación planteada para el primer trimestre del año fue superada. Los voceros del ente especificaron que el monto total fue de 26 millardos de bolívares y que el estimado fue superado en 13,53%. Buenas noticias, sin duda, para uno de los países que más se ha tardado en “levantar cabeza” tras la crisis financiera mundial (repetido, pero siempre necesario: ¡y eso que estábamos blindados!).

No he visto muchas declaraciones en los medios -oficiales y/o tradicionales- de las autoridades económicas y de planificación “celebrando” tal “logro” y pido disculpas de antemano si ustedes han visto dicha “celebración” y yo me la perdí. Sin embargo, comparto una frase de Gustavo Hernández (@ghernandezj) que encierra en gran medida el “alivio” gubernamental: “El SENIAT supera ampliamente metas de recaudación. Esto evidencia la recuperación del consumo y la riqueza… ¡Recuperamos el crecimiento!”.

El mismo día que leí tal afirmación utilicé la misma red social para plantearle a Hernández una serie de preguntas que inmediatamente formulé en mi cabeza, en las que, claro está, el tema de la sostenibilidad del crecimiento se lleva la porción más grande. Lamentablemente, hasta ahora, no tengo respuesta y considerando lo lejos que estoy y que es poco lo que puedo hacer, me queda la opción de compartir con ustedes las mismas preguntas que plantería a cualquier representante del gabinete económico del Gobierno.

– ¿Realmente es crecimiento lo que experimenta Venezuela cada vez que sus resultados son favorables?
– De ser así ¿es ese crecimiento sostenible en el tiempo y no altamente dependiente de los precios del petróleo?
– ¿Veremos en los próximos trimestres a sectores esenciales para el verdadero desarrollo, como el de la manufactura, crecer a tasas importantes?
– ¿Veremos como el aparato productivo venezolano finalmente es impulsado por un Gobierno que, con intenciones de “socialismo”, va cercando cada vez más la industria nacional?
– ¿Disminuirán las importaciones para así favorecer a ese aparato productivo nacional? ¿Se logrará la prometida soberanía alimentaria?
– ¿Aumentarán las exportaciones?
– ¿El Gobierno anulará el populismo?
– ¿Se logrará la confianza necesaria en la moneda venezolana, que hasta ahora ni con reconversión ni con control de cambio ha logrado ser verdaderamente fuerte?
– ¿Cumplirá el Gobierno la promesa de vieja data de llevar la inflación a un dígito?

Hay muchas más preguntas, que incluso escapan de la macroeconomía y que están más relacionadas a lo esencial del ser humano, como la calidad de vida, el derecho a la educación y a la salud, etc. Sin embargo, limitaré este post a los grandes indicadores económicos que terminan marcando estos factores esenciales.

No soy economista y no quiero ser pesimista. Pero la “celebración” del crecimiento consecutivo (siempre pensaré en Rodrigo Cabezas) la escuché muchas veces entre los años 2003 y 2008 y se acabó en el trimestre número 23 ante la caída de los precios del crudo generada por la crisis global, incluso con el supuesto blindaje. Y, lo que es aún más preocupante, como me comentaba el profesor Domingo Sifontes: luego, los precios del petróleo se recuperaron pero ya la entrada de recursos no fue suficiente. Entonces la pregunta obligada es: ¿Venezuela recupera la riqueza y el crecimiento? ¿Esta vez sí es de verdad?

PD: extraño hacer reporterismo.

, , , , , , , ,

  1. #1 by Alexander on April 5, 2011 - 5:30 AM

    {sin acentos}La contabilidad nacional expresada en Y=c+g+i +(x-m) +rF, nos lleva a veces a saltar sobre conclusiones en teoria economica (esa ecuacion supone cero restricciones al intercambio y un arbitraje espontaneo) y a falsas apreciaciones de la politica economica; deja por fuera el juego de reglas de la economia politica.
    La suma de esos componentes es un numero al cual se le exigen consideraciones magicas. Cuando desagregamos esos sumandos encontramos realiadades economicas complejas, estructuras de incentivos diversas, relaciones de propiedad en conflicto, elevados costos de transaccion que impiden una rentabilidad sostenida. Si yt > y(t-1) es obvio que crece, pero me temo que suponer que todos los que viven en Y nos puede llevar a un error de contenido.
    Que debo entender si G(t) crece mas que C(t) e I(t) en conjunto ?. Se redistribuye mas riqueza por ese lado que si fuese lo contrario ?. Y sin considerar que la inflacion que se registra ha pervertido precios relativos y distorsionados los deflactores, porque lo que medido Y en terminos reales nos podria imponer un sesgo hacia alguna direccion. Que tanto explica la matematica de lo economico ?
    Gracias

  1. ¿Hasta cuándo se prolongará esta nueva fiesta”del crecimiento económico? « happysquareface

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: